Alojamiento Rural La Atalaya de Villalba

Un paseo por la Serranía de Cuenca

La Serranía

Si te gusta la libertad que te hace sentir la naturaleza, y respirar el aire puro de la montaña, la serranía de Cuenca te encantará.

La Serranía de Cuenca, es una de las zonas montañosas mejor conservadas dentro de la cordillera ibérica. Sus amplias planicies aparecen sólo alteradas por las grandes hoces que la atraviesan y crean paisajes diversos de enorme belleza.

Los relieves kársticos como la ciudad encantada o los callejones de las majadas ofrecen paisajes únicos  con miradores que dejan imágenes para el recuerdo.

El Ventano del Diablo

Desde Villalba de la Sierra, lo primero que encontramos al adentrarnos en la serranía de Cuenca, es el mirador del “Ventano del Diablo”. Cueva natural sobre el río Júcar, que nos enseña su hoz desde lo alto. Cuenta la leyenda, que el diablo hacía allí sus brujerías, y al que osara asomarse al ventano, lo arrojaba al río. Las buitreras frente al mirador, también merecen observación.

La ciudad Encantada

Después, siguiendo la misma carretera, encontramos la famosa Ciudad Encantada, formaciones rocosas calcáreas que nos regalan formas de la vida cotidiana, que harán volar nuestra imaginación. La acción del agua, el viento y el hielo ha hecho posible este fenómeno. Esta zona, hace 90 millones de años, formaba parte del fondo del mar de Thetis. Es un recorrido señalizado de 3 kilómetros aproximadamente, que se realiza en una hora y media. Es de gestión privada y la entrada cuesta 5 euros en la actualidad.

Los Callejones

Una alternativa a la Ciudad Encantada, son los Callejones, en la localidad serrana de Las Majadas. Aunque de menor tamaño que la ciudad encantada ofrecen un paseo por estrechos corredores y sinuosos pasillos que le dan el nombre. Hay varias rutas de senderismo que parten de aquí, y nos permitirán ver libremente los callejones y los miradores como el del tío cogote (también conocido como mirador de Las Majadas) que nos ofrece unas vistas espectaculares.

El Hosquillo

Otro lugar imprescindible que merece ser visitado, es el parque cinegético experimental del Hosquillo. Se encuentra pasada la localidad de Las Majadas, y es un lugar que permite estar en contacto directo con la naturaleza de la zona. Laboratorio natural donde se estudian y conservan diferentes especies de fauna (osos, lobo ibérico, gamos, corzos, ciervos, jabalís, etc.). Se puede visitar de primavera a otoño, y en los meses de invierno el parque permanece cerrado. Es necesario pagar entrada y reservar, pero aún con eso muy recomendable. El Mirador del reloj, que se encuentra siguiendo el camino que nace a la izquierda de la puerta de entrada al hosquillo, nos ofrece vistas panorámicas del hosquillo impresionantes.

La laguna de Uña

Volviendo a la ruta principal, y pasada la Ciudad Encantada, encontramos la localidad de Uña, pueblo típico serrano hogar de la laguna que lleva su nombre. La laguna de Uña, se nutre del arroyo del rincón (afluente del río Júcar) y de un canal artificial que viene desde el embalse de la toba, y sirve para nutrir de agua la central hidroeléctrica del “salto de Villalba” en Villalba de la Sierra. Hay una zona de observación de aves desde donde podemos ver patos, ánades, cigüeñas, buitres negros y leonados, etc. También es muy recomendable hacer la ruta del “Escaleron y la Raya” ruta preciosa que rodea la laguna y se tarda unas 3 horas en hacer.

 

Siguiendo la carretera dirección Tragacete y el nacimiento del río Cuervo, encontramos el embalse de la Toba. Es un pantano de frescas y limpias aguas, ideal para la pesca, el baño, y la navegación.

Continuando dirección nacimiento del río cuervo, encontramos el pintoresco pueblo de Huelamo, que en época musulmana, fué una de las localidades importantes de Cuenca. Todavía queda algún resto del castillo que en otra época dominó la localidad, y paseo por el pueblo, no dejará a nadie indiferente.

Ya en tragacete, y desviándonos en dirección al albergue de San Blas, encontramos la cascada del molino de la chorrera, muy cerca de donde nace el río Júcar, y un sitio espectacular que merece ser paseado.

El nacimiento del río Cuervo

Volviendo a tragacete, y siguiendo la carretera, encontramos el famoso nacimiento del río cuervo, monumento natural, muy visitado, y de increíble belleza. Su temporada de esplendor es desde el otoño hasta el verano, ya que en verano como cualquier nacimiento, lleva poca agua, y no es tan espectacular, pero aún así merece ser visitado.

Otro lugar muy interesante de la serranía de Cuenca, es el también monumento natural de la hoz de Beteta y sumidero de mata asnos, un cañón por donde discurre el río Ciguela (afluente del río Tajo), con acantilados de más de 80 metros. Lugares como la fuente de los tilos, la Cueva del armentero, o el sumidero del arroyo mata asnos, hacer de este lugar un espectáculo de la naturaleza.

La Serranía de Cuenca tiene muchos más rincones increíbles que no dejarán a nadie indiferente, Valdemeca, Poyatos, Fuertescusa, Vadillos, Priego, Cañamares, Portilla, Fresneda de la Sierra, Ribatajada, etc. Sitios también con rincones maravillosos

Animaros a conocer este bello rincón de la geografía Española donde sus gentes siempre reciben al viajero con una sonrisa.

 

En el mapa a continuación os mostramos algunos de los lugares más representativos de la Serranía de Cuenca:

La Atalaya de Villalba